alimentar a tu bebé en verano

Consejos para alimentar a tu bebé en verano

Alimentar a tu bebé en verano requiere ciertos cuidados extra, ya que el calor, la humedad, el ritmo de vida diferente y otros factores relacionados con el cambio de clima y las vacaciones provocan cambios en el apetito de los más pequeños de la casa. Así que para que mantengan una alimentación sana y equilibrada con la que tengan cubiertas todas sus necesidades, hay que seguir algunas pautas.

Hoy te traemos 6 consejos para que te vayas planificando y puedas alimentar bien a tu bebé en verano, sin que el calor afecte a sus hábitos nutricionales. ¡Toma nota!

  • Dale de comer menos pero más veces al día: los bebés muy pequeños comen cuando tienen hambre, pero el calor también puede afectarles y hacer que pierdan el apetito. Un buen truco para mantener a tu niño bien alimentado es darle de comer menos pero más veces seguidas, de modo que estén bien repartidas a lo largo de todo el día.
  • Di sí a los zumos de fruta (caseros): los zumos de fruta son una buena opción de hidratación para los peques de la casa y además aportan gran cantidad de nutrientes esenciales. A pesar de que existen en el mercado zumos para bebés, lo ideal es que los prepares tú, de modo que empieza a darle uso a tu licuadora.
  • Primero el zumo, luego la fruta: la OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y consulta con tu pediatra el mejor momento para incluir zumos (siempre sin azúcar añadido) y fruta en su dieta. Es preferible que primero tome la fruta en zumo y luego la vayas incorporando a las papillas. ¿Las mejores para empezar? Naranjas, manzanas y peras. ¡Ah! Y un un pequeño truco: prepara zumos de una sola fruta. Deja los multifrutas hasta que su aparato digestivo se haya acostumbrado a procesarlas una a una.
  • De postre un puré de fruta natural: los purés de fruta elaborados en casa también ayudan a mantener una nutrición correcta en bebés y niños pequeños durante los meses de calor. Si los preparas en el momento, mejor que mejor de cara a conservar el mayor número de vitaminas y nutrientes. También puedes optar por papillas ecológicas naturales como las de la marca Smileat, sin conservantes, ni gluten, ni huevo o azúcar añadida.
  • Introduce más verduras y hortalizas: a partir de los seis meses, los pediatras suelen recomendar introducir verduras y hortalizas en la alimentación de los bebés. Y en verano es mucho más importante que en el resto del año, ya que aportan minerales y vitaminas. Una recomendación: la papilla de verduras variadas de cultivo ecológico de la marca Smileat. ¡Está tan rico que tu bebé no se dejará nada en el plato!

  • Dale de beber mucha agua: procura que no esté muy fría que no le duela la barriga ni la garganta. Si sales a pasear o vas a la playa, asegúrate de que beba mucho para evitar la deshidratación.

Y tú ¿qué haces para que el calor del verano afecte menos a la alimentación de tus hijos? Si tienes algún truco, ¡no dudes en compartirlo con nosotros!

Si te interesan más productos para la alimentación de tu bebé, encuéntralos en www.garbistore.com y aprovecha las rebajas de verano. ¡Todo el catálogo al 25% de descuento!

No Comments

Post a Comment

CAPTCHA *