en la playa con el bebé

6 consejos para un verano en la playa con tu bebé

Tener hijos y disfrutar del verano es posible, siempre y cuando prestemos especial atención a sus cuidados. Es que estar en la playa con el bebé  requiere ciertas precauciones: desde proteger su piel de forma adecuada, a vigilar las horas de exposición al sol  y a mantener bajo control su hidratación.

Por esa razón, porque queremos que disfrutes de un verano seguro con tu peque, desde Ico Baby hemos preparado esta pequeña guía con seis consejos que te ayudarán a saber cuándo y cómo ir a la playa con tu bebé. 

1. A la playa de los seis meses de edad
Lo primero que debes saber es que puedes ir a la playa con tu bebé sólo a  partir de los seis meses de vida. Si vas antes, procura al menos que el sol no le incida de forma directa, ya que su piel aún no está preparada para la exposición solar. Si empiezas a ir a la playa a partir del medio año, hazlo evitando las horas de máxima radiación. Aprovecha las primeras o las últimas horas de sol, es decir por la mañana antes de las 11h o por la tarde después de las 18h.

2. Evita el sol
Una sombrilla es algo que no puede faltar en tu kit de playa para un verano con tu bebé. Otra opción son los parasoles para bebés que, además de protegerles del sol, evitan que la arena no sea una molestia en días de viento. Sea lo que sea el accesorio que lleves a la playa, úsalo para evitar que tu bebé esté mucho rato directamente en el sol. Ropita ligera de tejidos naturales como el algodón también es ideal para protegerle de la radiación y del calor.

3. Usa crema solar con alta protección
Aunque el bebé esté en la sombra todo el rato, no olvides la importancia de utilizar una crema solar con un factor de protección igual o superior a 50 y preferiblemente resistente al agua. Una media hora antes de la exposición, tendrás que extenderla bien por todo su cuerpo para que no queden partes sin proteger y  poner especial atención en orejas, nuca y pies. Repite el proceso cada 2 horas y cada vez que salga del agua. Recuerda también proteger sus ojos con gafas con lentes homologadas, con filtros adecuados y que cumplan la normativa vigente en la Unión Europea. A partir de los 18 meses es fácil encontrar gafas de sol para bebés.
Una recomendación: haz siempre un pequeño test sobre la piel del bebé con una cantidad mínima de crema para comprobar que no provoque irritaciones y alergias y sobre todo fíjate en la fecha de caducidad ya que vez abierto en envase, el producto se oxida y el filtro va perdiendo eficacia.

4. Prepárale para el primer baño
Si el bebé tiene ocho meses o más, puedes empezar a llevarle al agua pero siempre poco a poco para que su temperatura corporal se vaya adaptando. Habrá que mojarle en primer lugar la nuca y después manos y pies. Si quieres comprar juguetes acuáticos fíjate siempre que tengan el sello CE que acredite que han cumplido con la normativa de seguridad.

5. Mantenle hidratado
En verano cuando hace mucho calor, es especialmente importante mantener a los más pequeños bien hidratados. Durante el tiempo que estéis en la playa, además de las tomas de leche si aún son lactantes, será necesario tener una botella o biberón con agua a los que recurrir para evitar la deshidratación.

6. Cuida su piel después de la playa
Antes de todo, quita todo lo restos de arena de su piel con la ayuda de un talco en polvo para que no sufra irritación. Después de un buen bañito, aplica crema hidratante por todo su cuerpo. Si es muy fluida mejor, ya que se absorberá más rápido.

 ¿Has tomado nota de nuestros consejos?  ¡Prepara tu kit playero y este verano a rebozarte en la arena con tu peque!

No hay Comentarios

Publicar un comentario